skip to Main Content

Ingresos anuales 20, gastos anuales 19,6 = felicidad

Ingresos anuales 20, gastos anuales 20,6 = miseria

Charles Dickens – David Copperfield

09

Sabemos que Enero es un mes de “vacas flacas” por todos los gastos realizados en las fiestas navideñas. Hoy Sitel Nicaragua te trae tips financieros para que tu 2016 empiece con los números en positivo. 😉

¿Por qué hacer un presupuesto te beneficia?

Es importante realizar un presupuesto personal, ya que es una herramienta que te permite conocer con certeza tus obligaciones y compromisos financieros otorgándote la posibilidad de fijarte metas. Cuando conocés anticipadamente cuánto ganás y cuanto gastás vas a poder tomar mejores decisiones financieras. Un presupuesto realista es la clave del éxito.

¿Cuánto de mi salario debo ahorrar?

Todos trabajamos mucho para obtener nuestros ingresos, dinero que luego es destinado a pagar nuestra universidad, casa, automóvil, etc. Pero ¿por qué no te pagás también a vos mismo?

El objetivo es que te premiés guardando un 10% del total de tus ingresos. Es sumamente importante tener un respaldo en caso que necesités realizar un gasto que no estaba dentro de tus planes pero que es trascendental realizarlo.

La mejor forma de lograrlo es incorporando ese 10% dentro de los gastos fijos obligatorios del presupuesto. Es decir, asumí la obligación de apartar una cantidad fija cada mes antes de realizar tu presupuesto.

Después de estas reflexiones, te compartimos 3 tips a tener en cuenta:

#1. No gastar más de lo que ganás.

Debés tener en cuenta que no se debe gastar más de lo que ganás, esa es una de las reglas esenciales para mantener una salud financiera. Calculá un estimado de tus ingresos versus los gastos que tendrás durante la quincena y enlistalos en orden de prioridad para no sobrepasarlo, acá recomendamos incluir recreación (salidas con tus amigos, cumpleaños, comer fuera, ir al cine etc) muchas veces salen invitaciones inesperadas y muchos recurren a gastar de más.

A muchos de nosotros nos ha pasado que unos meses se gasta menos y al final sobra un poco de dinero; otros meses los gastos son mayores que los ingresos y se recurre a ese sobrante de meses anteriores para pagarlos. Y así suele ocurrir mes a mes, pero sin llegar nunca a controlar la situación. Es aconsejable que los gastos no superen el 90% de tus ingresos.

#2 Distinguir tus gastos:

Luego de tener en cuenta el tip #1, es recomendable hacer un ajuste de tus gastos (aunque no suene divertido); para esto debés distinguirlos en:

Gastos fijos: Estos son gastos constantes, como: Pago de casa, pago de automóvil,  pago de colegiatura, etc. Este importe no varían mucho mes a mes y son gastos en los que siempre debés incurrir. Es importante tenerlo en cuenta a parte de tu presupuesto personal y siempre ingresarlo como prioridad al momento de hacer tus cuentas.

Gastos Variables: Estos gastos pueden aumentar o bajar, en este punto incluirás cosas como: comida, ropa, electricidad, etc. Acá tienes el poder de decidir que tanto gastar, por ejemplo si antes comprabas comida de más, puedes comenzar a comprar lo que realmente consumirás o intentar cocinar y no pedir delivery o salir a comer a un local.

Gastos discrecionales: Recreación. Son aquellos gastos que se pueden reducir o hasta eliminar. En vez de salir a comer fuera o de fiesta todos los fines de semana, puedes intentar salir 2 veces al mes.

#3: Aplicá y dale seguimiento.

Una vez identificados aquellos gastos que podés eliminar o reducir, es momento de aplicar el nuevo presupuesto personal. Comprometete a cumplirlo al pie de la letra y no caigás en la tentación de incumplirlo. Imprimí toda la información sobre tus ingresos y gastos, el objetivo es que sirva de guía para vos o toda tu familia. Planificar los gastos y ahorrar debe ser un hábito.

Esperamos que los tips les sirvan para lograr la estabilidad económica que todos buscamos y así tener un estado financiero saludable.
A su vez te queremos preguntar, ¿qué otros tips financieros considerás importantes?

Back To Top